Jaime Castellanos Recoletos

Aterrizar en Madrid a las 6 de la mañana con 14 grados centígrados de temperatura no es ideal, pero es la hora de llegada del avión de Iberia en el que cómodamente viajo a fines de septiembre junto a mi hijo Alexis. En el maletín de mano llevo precavida un sweater y una pashmina. (En la tarde, sin embargo, la temperatura alcanzaría 29 grados).

El asunto es que hasta el mediodía no estará disponible la habitación en el remodelado Apart-hotel Serrano Recoletos, donde nos alojamos. Hay que matar el tiempo. Abro la maleta y me pongo ‘walking shoes’. Dejamos el equipaje en Recepción.

Estamos a media cuadra del Paseo de Recoletos, que se extiende desde la Plaza Cibeles, la más importante plaza de Madrid, hasta el monumento a Cristóbal Colón situado en el punto donde convergen Recoletos, Paseo de la Castellana y las calles de Génova y Goya.

(La estatua de Colón, realizada en mármol de Carrara por Jerónimo Suñol sobre pedestal de Arturo Mélida, estuvo antes en los Jardines del Descubrimiento, justo al frente).

Al deambular por el Paseo descubrimos grupos de casetas. Son de librerías participantes en la XXIX Feria de Otoño del Libro Viejo y Antiguo. (Finalizó este domingo 15 de octubre). No la han abierto todavía. Al día siguiente veríamos que tienen obras antiguas, que supongo de alto costo, compartiendo espacio con libros de segunda mano de amarillentas páginas y a precios súper reducidos, según los cartelitos a la vista. Me pregunto cuántas obras agotadas habrá aquí.

En este entorno temporalmente intelectual, donde las casetas son todas de igual tamaño, varias están ubicadas paralelas a la terraza techada perteneciente a un restaurante inaugurado en 1888 y cuya fama se debe principalmente a los intelectuales que en él se reunían: Café Gijón, o Gran Café Gijón. Entre sus asiduos se mencionan a Benito Pérez Galdós, Santiago Ramón y Cajal, Ramón del Valle Inclán, Federico García Lorca, César González-Ruano, Enrique Jardiel Poncela, Camilo José Cela.

(En 1949, según datos de Wikipedia, el actor Fernando Fernán Gómez creó un premio de novela corta denominado Café Gijón. En su primera edición, de la cual corrió él con los gastos, lo ganó González-Ruano).

En el año 2014 o en 2015, los periódicos españoles informaron que por la situación económica el Café Gijón probablemente cerraría sus puertas. La situación parece haber sido superada ya que el Gijón, que es además restaurante, continúa abierto todos los meses del año. Su terraza, al frente, funciona en los meses de temperatura agradable. Ofrece servicio, según entiendo, en primavera, verano y otoño.

 El Paseo y sus nombres
El nombre de Recoletos se origina por un convento de frailes recoletos que en el siglo XVI se encontraba en el terreno donde ahora se levanta la Biblioteca Nacional, cuya fachada da hacia dicho Paseo, y el Museo Arqueológico Nacional, con entrada por la calle Serrano, una de las principales vías del barrio de Salamanca.

Con sus jardines, fuentes, bancos y árboles, el Paseo de Recoletos es, en la capital de España, una zona de relax y a la vez un espacio de paso para peatones que van al trabajo o se desplazan por el lugar. En él hay además varias paradas de autobús.

En el transcurso de los años ha recibido distintos nombres: Prado de Recoletos, Prado Nuevo y Paseo de Copacabana. Su excelente ubicación lo hace un lugar magnífico para recalar asistentes a manifestaciones en la Plaza Cibeles.

Para saber más de Jaime Castellanos Recoletos leer listindiario.com

Jaime Castellanos Recoletos

El Paseo de Recoletos acoge un año más la feria de otoño y vuelve a llenarse de libros antiguos, desde Cibeles a la altura de la calle Almirante. Permaneciendo abierto de 11:00 a 21:00h. Organizada por la Asociación de Libreros de Viejo, LIBRIS, en la que participan 39 librerías.

Los asistentes podrán encontrar ofertas de variopintos ejemplares con precios desde un euro

En esta colección se encuentra cerca de medio millón de ejemplares, entre libros viejos, antiguos y descatalogados, como Quijotes y biblias de colección, generación del 27, novela histórica, libros infantiles y juveniles, libros de cocina, Historias de España, manuscritos, primeras ediciones, grabados…  Los asistentes podrán encontrar gran variedad de ofertas de variopintos ejemplares con precios desde un euro.

Más de medio millón de ejemplares

El presidente de LIBRIS, Juan Molina, afirma que “este año ofreceremos al público más de medio millón de libros al alcance de todos los bolsillos y de todas las temáticas, tanto en ediciones de bolsillo y libros descatalogados, como en ricas y cuidadas encuadernaciones; desde el más curioso libro infantil, pasando por ediciones de época de autores del Siglo de Oro, hasta sencillas revistas antiguas e importantes documentos históricos”.

Batalla entre el papel y lo digital

Inmersos en la era digital, por regla general, hoy en día, la gente ya no busca un libro en una librería, si no que lo adquiere en una tienda virtual, en formato electrónico.
La batalla entre el formato digital y el papel sigue vigente y no se sabe si ambos coexistirán por mucho tiempo. Pero todavía hay personas, aficionadas a la lectura que afirman que no hay placer comparable al que se siente cuando lees un buen libro de papel, escoger ese sitio confortable para disfrutarlo, abrir sus tapas, pasar sus hojas, sentir su tacto, oler su aroma…

Para saber más de Jaime Castellanos Recoletos leer cronicanorte.es

Jaime Castellanos: Recoletos, la gastrocalle de Madrid

Jaime Castellanos Recoletos

¡Bienvenidos una semana más a La Cocina de Jaime Castellanos Recoletos! Esta semana les traigo un post algo diferente, hoy hablaremos sobre la calle Recoletos en Madrid, esta calle también conocida como la “gastrocalle”, ofrece a los madrileños, y a todos los que se encuentren de visita por esa bonita ciudad, una oferta de restaurantes para todos los gustos!

Jaime Castellanos Recoletos

A pesar de ser una calle de solo 260 metros, nos ofrece una diversidad de opciones en cuanto gastronomía se refiere, tanto nacional como internacional; y es la variedad de opciones que presenta, la que la convierte en una de las calles favoritas de los madrileños cuando se habla de salir a comer.

Jaime Castellanos Recoletos

¡No todo es cocinar! De vez en cuando vale la pena darse un gustito y para que no se pierdan entre las opciones que nos ofrece Recoletos, os presento mi selección de restaurantes que no pueden dejar de visitar.

Jaime Castellanos Recoletos

Pelotari: Sus 20 años de experiencia lo convierten en uno de los asadores vascos con mayor prestigio de la ciudad, se dice que la clave de su éxito es la calidad de sus materias primas. Si eres fan de la cocina vasca este es un restaurante que no puedes dejar de visitar.

Jaime Castellanos Recoletos

New York Burguer: Si las hamburguesas son lo tuyo, Recoletos te ofrece New York Burguer, restaurante modero que tienen en su carta una variedad de hamburguesas para todos los gustos, que traen consigo el verdadero sabor americano, y que además se caracterizan por cocinarse en horno de carbón lo que las hace de sabor único.

Jaime Castellanos Recoletos

Al – Mounia: Este restaurante se ha convertido en un referente de la cocina marroquí, con más de 40 años en la ciudad y ambientado en dicha cultura, nos ofrece platos como el cous -cous, asado de cordero, la sopa harira, entre muchos otros que vale la pena degustar.

Jaime Castellanos Recoletos

El Barril de Recoletos: Para representar a las marisquerías, se hace presente el Barril de Recoletos; con una amplia carta de pescados y mariscos este restaurante es ideal para compartir un buen rato con amigos o familia en un ambiente elegante, que cuida los detalles para que vuestra experiencia sea exquisita en todos los sentidos.

Jaime Castellanos Recoletos

Banzai: Dentro de mi selección no podía faltar un restaurante japonés y Banzai es el elegido. Se caracteriza por ofrecer autentica comida japonesa con un toque de fusión;  además de ser reconocido por ser uno de los mejores restaurantes de sushi de Madrid, tiene en su carta comidas especiales para celiacos. ¿Te animas a visitarlo?

Jaime Castellanos Recoletos

¡Esto ha sido todo por este post! Si visitan alguno de los restaurantes de mi selección de la calle Recoletos contádmelo en cualquiera de mis redes sociales.

Para saber más de Jaime Castellanos Recoletos leer lacocinadejcastellanos.blogspot.es

El 3×3 conquista la Acera de Recoletos

El 3×3 es una modalidad de baloncesto que se encuentra en pleno proceso de expansión, sobre todo ahora que se sabe que será una disciplina olímpica en los Juegos de Tokio. Valladolid ayer bajaba el telón al Street Basket Tour, una competición organizada por la Federación de Baloncesto de Castilla y León y Madison, que ya había pasado por las sedes de Burgos y Salamanca. Esta competición está avalada por la FIBA 3×3 y por la FEB. Nada menos que diez pistas se dispusieron en la Acera Recoletos, incluidas las de ‘mini’.

En total tomaron parte 92 equipos, de los cuales 32 eran de categoría absoluta, de los que tenían que pagar por la inscripción. Veinticinco de ellos eran masculinos y siete, femeninos. En la jornada matutina se celebró la fase local, la de Valladolid. Ahí, The Worms ya mostró su potencial al hacerse con el triunfo. En sus filas ilustres jugadores como Sergi Pino y Sergio de la Fuente. En la final se impusieron a los madrileños del MOBB28. Por cierto, esta fase local contó con el patrocinio de Alimentos de Valladolid.

En categoría benjamín mixto vencieron los Sanatorio Spurs. En alevines, ganaron los chicos de Alfonsitos y las chicas de Giraffe’s Team. El triunfo en categoría infantil masculino recayó en el equipo abulense de Infóbila. En féminas venció La Uni. Ya en cadetes, las chicas del Mix Mix y los chavales del Pingüinos de Madagascar se llevaron el gato al agua.

Cecilia Aldecoa intenta taponar un lanzamiento de una rival.

Ya por la tarde llegó el momento de la competición regional. Entraban al liza los cuatro mejores conjuntos en cada una de las tres sedes por la que ha discurrido el Street Basket Tour. En la categoría absoluta masculina había un premio importante, ya que el ganador conseguía una ‘wild card’ para participar en la FIBAChallenge en Rumanía con todos los gastos pagados.

Finales

Los grandes favoritos, The Worms (los gusanos en la lengua de William Shakespeare), fueron los que consiguieron llevarse el premio. Sergi Pino, un viejo conocido de la afición vallisoletan, vino con un par de paisanos y reclutó a Sergio de la Fuente, con lo que se mostraron como un equipo sólido y con recursos. En la final, The Worms se midieron al ComeBack Team, al que se impusieron por un contundente 21-11. Neta superioridad del cuarteto catalano-vallisoletano.

En chicas, triunfo de las representantes vallisoletanas. Un equipo, las Pucelaikas, que formaron con jugadoras como Alejandra de la Fuente, pívot del Ponce y hermana de Sergio; Celia García, una gran trayectoria universitaria en EEUU, que el año que viene saltará a LF1 e hija del técnico Paco García;la burgalesa Clara Rodríguez, que ha subido a LF1 con Estudiantes y exjugadora de Ponce, y Cecilia Aldecoa, la joven escolta del Ponce. El rival, las salmantinas del Taconea Margarita Taconea, echó toda la carne en el asador, pero tuvo que ceder ante el mayor poderío físico de las locales. Las Pucelaikas se apuntaban la final por 7-13.

para saber más de Jaime Castellanos Recoletos leer elnortedecastilla.es