Emilio Cuatrecasas sale de Áreas para reforzarse con más del 5% del grupo Elior

Cambio de cromos de Emilio Cuatreacasas. El prestigioso abogado ha llegado a un acuerdo con el grupo francés Elior para hacer un canje por el cual sale del capital de la empresa de concesiones en la restauración Áreas para hacerse con más del 5% del grupo francés Elior, en una operación que, entre lo que perciba en metálico más las acciones de Elior sumará un total de 196 millones de euros.

La transacción no está cerrada, pero las conversaciones se han abierto de manera formal y se prevé que culmine próximamente. Elior y Emilio Cuatrecasas eran viejos socios desde que en 2001 el grupo galo desembarcó en el capital de Áreas.

Hasta ahora Elior tenía el 61,5% de Áreas, mientras que el resto de la empresa española era propiedad de Emesa, el holding de Emilio Cuatrecasas a través del que vehicula las inversiones de su familia ajenas al bufete de abogados Emilio Cuatrecasas, del que forma parte.

Emesa renuncia ahora a ese 38,45% de Áreas a cambio de 46 millones en ‘cash’ y cerca de 9 millones de acciones de Elior, según explican fuentes financieras francesas. Elior cerró en la bolsa francesa a 16,7 euros, con lo que el pago en acciones se situaría cuando se acaben de negociar los últimos flecos del acuerdo en 150 millones.

La operación es muy positiva para Emilio Cuatrecasas porque en la última valoración de la opción de venta que Elior tenía sobre este paquete de Áreas se había valorado el mismo en 160 millones de euros, según consta en la memoria del grupo. La opción se había revisado al alza por la buena marcha del negocio de Áreas.

Tras la operación, Emilio Cuatrecasas o un representante de Emesa entrará en el consejo de administración de Elior y será uno de los accionistas más significativos, con más del 5% del capital del grupo francés. Así, el paquete de Elior será la participación más significativa entre los activos de Emesa.

Un gigante europeo

Elior es un líder europeo en el sector de la restauración, el cáterin y las concesiones. El conjunto del grupo factura 5.341 millones de euros, un 3,9% más que en el último ejercicio. Controla 18.000 restaurantes en 13 países. El grupo cerró su último ejercicio con pérdidas.

Áreas, por su parte, facturó en el último ejercicio 659 millones, un 1,42% más y ganó 19,5 millones, con un ebitda de 52,6 millones. El grupo dejó atrás las pérdidas tras aplicar ajustes en la gestión y obtener ingresos extraordinarios. Áreas está presente en Estados Unidos, con presencia en aeropuertos como Chicago y Los Ángeles.

Ampliación de capital

Está previsto que Elior, que cotiza en la bolsa de París, lleve a cabo una ampliación de capital por valor de 7 millones de acciones para hacer frente al pago en títulos a Emilio Cuatrecasas. Las otros 2 millones de acciones serán títulos ya existentes de la compañía.

En la próxima junta de accionistas se propondrá que un representante de Emesa, que podría ser el propio Emilio Cuatrecasas, entre en el consejo de administración de Elior. En el consejo de Elior, Emilio Cuatrecasas compartirá silla con los fondos de Charterhouse, que tienen más del 36% de la compañía y son el primer accionista y el socio fundador del grupo galo Robert Zolade, con más del 20%.

Para saber más de Emilio Cuatrecasas leer elconfidencial.com

Un cargo de Puig revela que las concesiones de salud que quiere eliminar ahorran dinero

Ricardo Campos, número tres de Sanidad, justifica el retorno a la gestión pública de hospitales y áreas sanitarias porque los médicos trabajan mucho y acaban “agotados”

A los responsables de la Conselleria de Sanidad del Consell del socialista Ximo Puig se les acumulan las grabaciones comprometedoras. En una de las charlas para tratar de convencer a vecinos de poblaciones afectadas de su intención de revertir el modelo de concesiones sanitarias desplegado por el Partido Popular, Ricardo Campos, número tres del departamento que dirige Carmen Montón, revela abiertamente que cuentan con informes internos y auditorías que demuestran que el sistema ahorra costes y es más barato que la gestión directa, lo que dinamita el argumento del afán saqueador de recursos públicos de las empresas concesionarias.

Las afirmaciones de Campos se produjeron el pasado 2 de diciembre en una reunión informativa celebrada con un grupo de vecinos de la población valenciana de Benifaió. El subsecretario de Sanidad deja en evidencia que tras la determinación de liquidar los contratos con empresas como Ribera Salud, parecen pesar más razones sindicales y de condiciones laborales que las puramente asistenciales. “El modelo, una de las cosas que van vendiendo es que es más barato… a base de abusar con menos profesionales y peor pagados. Los sueldos privilegiados los cobra el ‘staff’, el resto de la tropa no llega, en retribuciones básicas, incentivos aparte, y eso va a repercutir en sus jubilaciones. Lo más barato al final no es lo mejor, lo barato al final sale caro”, confiesa en un vídeo que recoge parte de su intervención al que ha tenidoacceso en exclusiva El Confidencial.

“A lo mejor haces cuentas y el sistema puede salir más barato”, señala Ricardo Campos en el vídeo que recoge una intervención en Benifaió

Campos incluso revela en ese encuentro que Sanidad cuenta con una auditoría interna que refleja que otro de los hospitales cedidos a la gestión privada, el de Manises, en manos de Sanitas, ahorra costes a la Administración pública, aunque critica que, según él, sea porque su plantilla disfruta de peores condiciones laborales que el personal estatutario de la ‘conselleria’. “A lo mejor haces cuentas y el sistema puede salir más barato —insiste de nuevo—. En el Hospital de Manises, en estos momentos se ha hecho un auditoría. Es más barato, sí, pero en relación a cualquier otro hospital público, con el mismo número de población, tiene 180 médicos. Hablo solo de médicos y peor pagados. Para que salga el trabajo, los médicos tienen que estar más horas de las que corresponden. Eso lo puedo aguantar un día, una guardia de 24 horas, pero de forma permanente al final la gente está agotada. Y el agotamiento repercute en la calidad del servicio”, afirma.

El Hospital de Alzira y el área de salud están gestionados por Ribera Salud, con contrato hasta 2018.
El Hospital de Alzira y el área de salud están gestionados por Ribera Salud, con contrato hasta 2018.

Estas afirmaciones hay que sumarlas a las que han costado el cargo al comisionado del Hospital de Alzira, José Sanfeliu, responsable de supervisar la gestión del concesionario del área de salud, en este caso la empresa Ribera Salud, la principal adjudicataria de contratos, con hospitales y centros de salud a su cargo también en Elx, Torrevieja o Dénia. En otra grabación difundida la semana pasada, Sanfeliu manifestaba que en el momento en que se rescatase la concesión de Alzira —que vence en 2018—, se abriría la puerta a la contratación por parte de Sanidad de más personal y entonces se “creará una bolsa de trabajo de la Ribera y ahí se meterán todos nuestros familiares, amigos, conocidos que estén sin trabajo y deseen trabajar, y se les va a dar la oportunidad de trabajo”. Tras la polémica al hacerse pública esa intervención, el comisionado ha tenido que abandonar su puesto.

También ha generado polémica en el seno del departamento de Montón que la hermana de Campos, Cristina Campos, haya sido ascendida a jefa de sección del servicio de Reumatología del Hospital General de Valencia por adjudicación directa sin mediación de oposición, según ha publicado ‘El Mundo’.

La relación entre la empresa Ribera Salud, principal beneficiaria del denominado ‘modelo Alzira’, está completamente rota. La empresa que dirige Alberto de Rosa y la Conselleria de Sanidad libran una batalla sin cuartel desde que se produjo el cambio político en las autonómicas de 2015. Carmen Montón dejó claro desde el primer día que uno de sus objetivos era acabar con el modelo de concesiones sanitarias, pero se ha topado con contratos hasta más allá de 2024. El de Alzira es el que vence más pronto, el año que viene, y el Consell de Puig y Mónica Oltra tiene decidido no renovarlo. Las relaciones se han enrarecido todavía más después de que un juzgado haya abierto una investigación sobre posibles acuerdos irregulares de una filial de Ribera Salud, B2B, con empresas proveedoras de prótesis.

El comisionado del Hospital de la Ribera ha dimitido tras afirmar que tras el rescate de la concesión enchufarían a familiares y amigos

Ese enfrentamiento tiene bloqueda la salida de DKV como accionista de la concesionaria de Dénia. La aseguradora quiere abandonar el negocio y tenía pactada la venta de sus acciones con Ribera Salud, que tiene derecho de tanteo, pero la Generalitat se ha interpuesto. En el vídeo al que ha tenido acceso El Confidencial, Campos admite el veto a la transmisión de acciones. “Tenemos un informe de la Abogacía [de la Generalitat] diciendo que cualquier cambio de titularidad accionarial pase por la Generalitat. Tenemos el derecho de veto. Les podemos prohibir que vendan sus acciones a cualquier otro grupo”, afirma.

Centene y la ‘chinofobia’ de Campos

El número tres de la Conselleria de Sanidad incluso lanza dudas sobre la solvencia de los accionistas de Ribera Salud, cuya propiedad se reparten al 50% el Banco de Sabadell y la americana Centene Corporation. Sobre estos últimos, recuerda que la victoria de Donald Trump puede poner en riesgo su negocio como prestadores de servicios sanitarios acogidos al Obamacare, que el nuevo presidente de Estados Unidos pretende liquidar. “Puede ocurrir que aguante el tirón o que la bolsa entre en un ataque de pánico, las acciones se vendan y a lo mejor lo compre algún chino de Singapur. No tengo nada conta los chinos; me parece bien que un chino se compre el equipo del Valencia, pero que compre una empresa que está gestionando mi salud, a mí personalmente me preocupa”.

Para saber más de Ribera Salud leer elconfidencial.com

El coste del Departamento de Ribera Salud es un 24% menor que el de la media

Ribera Salud ha desmentido “tajantemente” los principales datos y conclusiones arrojados por un estudio presentado por el Sindicato de Médicos de Asistencia Pública (SIMAP), ante el que asegura que el coste de su Departamento es un 24 por ciento menor que el de la media del resto de Departamentos Públicos de la Comunidad Valenciana.

la_riberaA tenor del mencionado documento, en el que se indican aspectos como que “las concesiones administrativas sanitarias supusieron en 2015 un sobrecoste de 64,5 millones de euros respecto al resto de Departamentos Públicos”, Ribera Salud sostiene que este informe “es incorrecto y ausente de total rigurosidad”.

“Se cometen errores notorios de bulto que invalidan totalmente sus conclusiones, como se puede contrastar por datos disponibles y difundidos por la propia Consejería de Sanidad”, continúa este grupo sanitario en un escrito firmado por su director gerente, Javier Palau Pérez, y remitido a la presidenta de SIMAP, Concepción Ferrer Tuset, y a su representante en La Ribera, Pedro Durán Mondéjar.

En este contexto, Ribera Salud explica que “el estudio parte de un error de base al hacer el cálculo comparativo del coste de las cinco concesiones con el resto de los 24 Departamentos con una cantidad de 5.492,99 millones de euros, presupuesto inicial de la Consejería de Sanidad para 2015, y no sobre la cantidad real gastada por esta Administración, de 6.645,17 millones, es decir 1.150 millones más de gasto sanitario”.

“El Departamento de La Ribera percibió de la Administración una cápita por ciudadano en 2015 de 737,19 euros”, prosigue este grupo, que añade que “esta cantidad no incluye Farmacia Extrahospitalaria, Endoprótesis, Prótesis, Oxigenoterapia ambulatoria, Transporte Sanitario, Salud Pública y Servicios Centrales”. Por su parte, indica que la cápita asignada a los centros de gestión directa fue de 887,77 euros.

A juicio de Ribera Salud, el estudio de SIMAP “ignora que los gastos del Comisionado los paga el concesionario por liquidación a la Consejería, como consta en el pliego de condiciones, por lo que no supone un sobrecoste para la Administración”. “Además, esa cantidad que SIMAP cifra en 22.122.000 euros es incorrecta, ya que en realidad la cantidad fue de 17.122.000 euros”, zanja.

COSTE TOTAL DE LA CONCESIÓN DE LA RIBERA

“Para el cálculo del coste total de la concesión de La Ribera, el coste total sanitario para La Ribera en 2015 sería de 263.391.121 euros”, aclara este grupo sanitario, tras lo que pone de manifiesto que esto es “49.946.262 euros inferior a los cálculos que realiza SIMAP, que lo cifra en 313.337383 euros”.

Por último, Ribera Salud lamenta que, “desde un sindicato con la representación de SIMAP, se difundan a la opinión pública estudios sin el más mínimo rigor y contraste, y que contribuyen a menoscabar el prestigio del Departamento de Salud de La Ribera y a generar incertidumbre entre la población”.

Para saber más de Ribera Salud leer actasanitaria.com